La nutrición es un tema que no solo es importante en la etapa adulta,  sino en todo el ciclo de la vida, analizado desde la antigüedad, y para ello hay que remontarse al siglo V a.C., cuando Hipócrates, destacado médico de la antigua Grecia, aportó avances a la disciplina médica de la época, dando recomendaciones sobre la dieta, refiriéndose a la alimentación y a la importancia de las normas de vida en general.

Incluso uno de sus epitafios  más conocidos decía, “Haz que tu alimento sea tu medicina, y tu medicina tu alimento”, enmarcando desde épocas lejas la gran paradoja de la nutrición.

El tema de la alimentación no fue abordado únicamente por los griegos, se describe que otras culturas antiguas en Babilonia, Lejano Oriente, trataban sobre la alimentación y plantas como remedio natural contra enfermedades y preservación de la salud, en su búsqueda por recuperarse y mantener equilibrio en el cuerpo.

Pero la nutrición como ciencia, confirmó la Magter. Claudette Campos, nutricionista dietista de la ULAPS «Prof. Carlos Velarde»,  aparece hasta hace poco más de 200 años, y surge por algunos estudios realizados en esa época como ensayo y error.

“Desde ese momento empezó a tomar más auge y se conforma la disciplina, permitiendo la preparación de profesionales, que desde sus consultorios en hospitales, clínicas, empresas, colegios y demás, luchan por lograr poblaciones sanas, con buena nutrición”, explicó.

El nutricionista es un profesional especializado en las propiedades bioquímicas del alimento y el metabolismo del cuerpo, fisiología y fisiopatología en salud-enfermedad, farmacología de la nutrición, dieto-terapía de intervención en el manejo de enfermedades y en las prácticas del manejo de inocuidad para la producción de alimentos seguros y saludables, entre otras aéreas de manejo.

Entre sus responsabilidades, también se encuentra la planificación de menús, orientación basada en los padecimientos de cada persona, sugerencias en  estilos que puedan mejorar la calidad de vida de los individuos, favorecer educación nutricional como forma de prevenir enfermedades y participar en programas de salud en los que contar con un  nutricionista será de un alto enriquecimiento.

En Panamá, un 5 de agosto de 1969 se fundó la Asociación Panameña de Nutricionistas-Dietistas (APND), convirtiéndose en la máxima entidad gremial y profesional de estos especialistas.

“Aunque en los hospitales y policlínicas se cuenta con este servicio, no fue hasta el  2018 que dos unidades de atención primaria del área metropolitana logran integrar este servicio de nutrición y dietética en la atención, de forma completa y oportuna, para apoyar el trabajo de los especialistas en pediatría, medicina familiar, ginecología y medicina general”, aseguró la nutricionista.

De igual manera, aclaró que también se sumaron a los equipos de promoción y prevención de salud; así mismo, asisten en su consulta “a la población con enfermedades crónicas tales cómo diabéticos, hipertensos, cáncer, enfermedad renal, entre otras”.

Este jueves, 26 de noviembre, es un día importante para la salud, poniendo de relieve lo esencial que es llevar una dieta sana y adecuada para cada persona, al conmemorar el “Día del Nutricionista”.

La buena nutrición puede ayudar a las personas a prevenir enfermedades crónicas, otorgando una vida sana y saludable.

Muchos problemas de salud se pueden prevenir a través de una alimentación o dieta saludable.

A los nutricionistas de la Caja de Seguro Social, felicidades en su día, no descansen y continúen esforzándose para lograr el control de enfermedades en los pacientes crónicos y mejores estilos de vida de toda la población.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.