Los Comunicadores Panameños de Turismo (COPTUR) fuimos invitados a conocer La Granja: Campo y Aventura, y como su nombre lo indica combina la experiencia de estar en la campiña panameña y también adrenalina pura. Allí se busca principalmente el contacto con la naturaleza, esa selva tropical que envuelve con su calor húmedo.

En sus inicios solo era una granja agroturística, pero a partir del 2007 con el auge del turismo comenzaron a implementar nuevas amenidades como el canopy y el kayak, para atraer así a más turistas internacionales; ya que muchos de ellos provienen de los cruceros que aparcan en Puerto Colón 2000.

Santiago López, gerente de mercadeo de La Granja Campo y Aventura, nos comentó que han sido apoyados por el Ministerio de Desarrollo Agropecuario y la Autoridad de Turismo de Panamá, a través de seminarios y que de esta manera han podido adecuar sus instalaciones para también manejar un pequeño hostal y hasta una sala de eventos, sin dejar de preservar su esencia de turismo alternativo local y rural.

Vistas Lago Gatún.En Panamá existen varias granjas agroturísticas certificadas que destacan como verdaderos ejemplos de turismo sostenible y demuestran que son una opción factible y de buenas prácticas. Estas sirven de modelos para replicar y de donde se puedan extraer lecciones para el desarrollo de soluciones viables para nuestro país.

La Granja, Campo y Aventura, asentada a en medio de un bosque nativo, asume el compromiso de cuidado y conservación del medio ambiente. Todas sus actividades turísticas se han hecho pensando en el cuidado de la naturaleza que la rodea. Se revisa y evalúa la gestión para asegurar el lago Gatún que forma parte de la cuenca del Canal de Panamá.

Allí un agroturista estará en contacto con la vida rural, y más en concreto con la forma de vida tradicional propia de la zona. Esto suele implicar hacer alguna actividad agropecuaria, como darle de comer a los cerdos o arar la tierra.

Aunque puede ser más extremo y realizar alguna de las actividades de aventura con las que cuentan como jugar paintball, cruzar el circuito del Parque Extremo o del Parque Jabalí que está lleno de obstáculos. Un paseo en bote, pescar o hacer senderismo pueden también ser parte del itinerario en La Granja.

Lo recomendado para probar todo es quedarse hospedado y disfrutar de los cantos de los grillos. Las habitaciones habilitadas para parejas, familias o grupos, tienen aire acondicionado, agua caliente y wifi.

En el mundo del turismo todo evoluciona ya que la demanda está muy segmentada, con motivaciones y expectativas, que nos dicen que existe un gran interés en comprar productos turísticos, donde exista un elemento diferenciador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.