La lactancia materna es la forma ideal de aportar a los niños desde su nacimiento, los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo sostenible.   

Actualmente, se tienen madres que son pacientes positivas por la  COVID-19, pese a lo que tienen que seguir dando pecho al niño, lo único que se le puede indicar es la dosificación de algunos medicamentos como suplementos y tratamientos para los síntomas como la fiebre y la tos manifestó el doctor Israel Cedeño, director de la Región Metropolitana de Salud. 

La coordinadora del Programa de Salud Integral de la Niñez, Mixila Rosas médica pediatra, indicó que del 1 al 7 de agosto se conmemora a nivel mundial la semana de la lactancia materna cuyo lema es “Apoyen a la Lactancia Materna por un Planeta Saludable”, este año por la situación de la pandemia se realizarán las actividades de forma virtual. 

Igualmente dijo que en Panamá hay tasas de lactancia materna exclusiva a los infantes hasta su sexto mes de vida, lo que representa 24.5%, esto quiere decir que solamente 1/4 de los niños panameños son amamantados exclusivamente.

“En los primeros 6 meses de vida del infante, la leche materna cubre todos los requerimientos nutricionales, el niño no necesita recibir absolutamente nada más,  ni si quiere agua, además protege al niño contra las principales enfermedades prevalentes de la infancia, se debe seguir con la alimentación complementaria adecuada al infante hasta los 2 años o más, finalizó Rosas    

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.