Es conocido que en América Latina y el Caribe, una cuarta parte de la población trabajadora se concentra en el área rural. Estos altos índices de pobreza guardan relación con la falta de empleos de calidad para hombres y mujeres, siendo estas las que enfrentan mayores retos.

De hecho, el Observatorio de Igualdad de Género señala que en Panamá el 31.9 % de las mujeres rurales mayores de 15 años no tiene ingresos propios, versus el 7,9 % de los hombres.

A menudo, debido a la falta de oportunidades de empleo, las mujeres rurales emprenden para adquirir su independencia económica y sacar adelante a sus familias. Sin embargo, las desigualdades de género les imponen barreras que limitan el acceso a créditos y a recursos financieros para el crecimiento de sus negocios.

De acuerdo a la FAO en su ATLAS de las Mujeres Rurales de América Latina y el Caribe, el limitado acceso a la tierra, la falta de documentación, la centralidad de sus actividades en el hogar y el entorno de la casa (cultivo de huertas medicinales y animales pequeños), y la poca participación en la esfera pública contribuyen a que las mujeres encuentren dificultades para acceder a servicios financieros en la banca tradicional.

Nuevas oportunidades para mujeres rurales

Microserfin, entidad de la Fundación Microfinanzas BBVA tiene como una de sus prioridades brindar a las mujeres oportunidades de desarrollo inclusivo. Más de tres mil mujeres que representan el 24% de las microempresarias que atiende la entidad, son mujeres rurales y un 10.6% de ellas se dedican al sector agropecuario.

La edad promedio de las mujeres rurales de Microserfin es de 48 años. Sus hogares están compuestos por tres miembros aproximadamente y luego de cinco créditos tienen la posibilidad de salir de la pobreza o de la situación de vulnerabilidad en que se encuentran. Un 88% de las mujeres atendidas por Microserfin.

En cuanto al sector económico que se desarrollan se encuentran principalmente el sector Comercio (55.9%), Servicios (27.3%), Ganadería (6.6%), Industria (5.9%) y Agricultura (4.0%).

Desde el 2019 la entidad panameña Microserfin desarrolla el programa Mujer Rural que ofrece oportunidades de crecimiento a mujeres del campo que se dedican a actividades agropecuarias y no agropecuarias con financiamiento para sus actividades productivas que les permitan mejorar las condiciones de vida de ellas como mujeres y de sus familias.  A la fecha a través del programa se han desembolsado USD $4,270,995 a más de dos mil mujeres en zonas del interior del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.