Gastronómicamente versátil: el huevo es un alimento que es usado tanto en la alta cocina como en la sencillez de los hogares, por ser un acompañante tradicional.

Poseedor de alto valor nutritivo, es accesible económicamente, por existir una excelente relación entre la calidad y el precio.

A pesar de sus bondades y de las campañas para incrementar su consumo, hay quienes basados en falsas literaturas se rehúsan a consumirlos por considerarlo dañino para su salud.

El magíster en Nutrición, que labora en la Caja de Seguro Social (CSS), José Ramiro López subrayó que el huevo es uno de los alimentos más completos que existen debido a la cantidad de nutrientes que contiene, por su biodisponibilidad y por el equilibrio de los aminoácidos de su proteína.

Descartó el mito de que su consumo afecta la salud; todo lo contrario, agregó que su consumo diario ayuda a cuidarla a nivel general, y que no se ha encontrado evidencia de que afecte, por ejemplo, al corazón. No obstante, aclaró que los estudios sí apoyan su consumo para obtener múltiples beneficios al cuerpo debido a su composición de vitaminas y minerales.

Pero, ¿se debe consumir todo su componente comestible?. López confirmó que sí, precisando que tanto la clara como la yema poseen propiedades beneficiosas.

Aclaró que su riqueza proteica lo califica como un alimento con buen aporte de proteína debido a la calidad nutritiva de las mismas, al igual que su proporción de grasa insaturada y saturada que es nutricionalmente recomendable, debido a que es uno de los alimentos de origen animal con mejor composición de grasas.

El especialista detalló la importancia de la nutrición para aumentar las defensas, como es el caso de los alimentos que contienen vitamina A y minerales como el zinc, hierro y el selenio; elementos que se encuentran, también, en el  llamado coloquialmente “blanquillo” o postura de gallina.

Explicó que la vitamina A interviene en la regeneración de las mucosas afectadas e inflamadas, siendo sus principales fuentes de alimento de origen animal, la yema de huevo.

Colabora a su vez en el cuidado de la piel, el cabello y en las funciones corporales por su contenido de biotina.

Concluyó que el huevo contiene una gran variedad de vitaminas como A, B1, Biotina, B12, D, E y K, cuya acción es antioxidante y los oligoelementos ayudan a proteger el organismo de procesos degenerativos, diabetes y enfermedades cardiovasculares. También se ha relacionado a la protección frente al desarrollo de la arteriosclerosis debido a que su consumo aumenta los niveles de luteína y zeaxantina.​

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.