Debido a que el Gobierno de Panamá insta todos a permanecer en sus casas y a mantener la distancia física para limitar la propagación del COVID-19, las personas se mantienen conectadas virtualmente con la familia, los amigos y los compañeros de clase.

Este interés repentino en conectarse digitalmente, combinado con el cambio de la mayoría de las oficinas al trabajo remoto y la transición de las escuelas al aprendizaje en línea, ha dado lugar a un aumento de la cantidad de reuniones virtuales.

De acuerdo con las estimaciones, se han descargado más de 50 millones de veces las aplicaciones para este tipo de comunicación desde el mes de marzo. Las empresas de tecnología han respondido con recursos para ayudar a las fuerzas laborales remotas a permanecer conectadas y productivas.

Niurka Montero, Directora Senior de Ventas Centroamérica y el Caribe de Dell, comentó que todo se ha transformado. Millones de personas en todo el mundo están adaptando el teletrabajo como la mejor opción para seguir con sus deberes.

Brooke Guttenberg Wachtler, doctora en psicología, fundadora y presidenta de BEW Consulting & Training LLC en Nueva York, sugiere los gerentes pueden realizar una reunión virtual diaria para ayudar a los colaboradores a sentirse conectados en lugar de enviar múltiples correos electrónicos durante el día.

La tecnología remota ayuda a las personas a conectarse

Cada vez más, los empleados están descubriendo que las reuniones virtuales no se limitan solamente al lugar de trabajo. Muchas personas están buscando maneras creativas de usar la tecnología de video para permanecer conectadas socialmente a pesar de la separación física.

Las tecnologías remotas fomentan la interacción

Sin embargo, en estas actividades en línea, tanto con fines laborales como de disfrute social, no puede haber una comunicación unidireccional.

Jason Womack, instructor de estudios de liderazgo de Commanders’ Professional Development School en Montgomery, Alabama, inidicó que para que estas actividades en línea tengan éxito, los participantes deben poder hablar entre sí y no solamente escuchar a alguien que lidera el grupo.

No se comprometa en demasiadas actividades en línea

Los expertos advierten que es importante no programar demasiados eventos en línea. “Las personas están haciendo tantas cosas en línea que es casi demasiado”, señala Bockus. Asegúrese de elegir cosas que le importen y de poder comprometerse a asistir cada semana. De lo contrario, puede verse estresado intentando seguir el ritmo del trabajo, la familia y los eventos en línea.

“En este momento, las personas deben dedicarse a aquello que siempre han querido hacer, ya sea a llevar un diario, a libros que desean leer o a cosas que desean aprender”, indica Jason Womack. “De un momento a otro, tenemos estas oportunidades. ”

‘’Esta pandemia nos plantea un nuevo desafío frente a todo lo que hayamos experimentado como seres humanos. Sin embargo, hoy como nunca disponemos de herramientas tecnológicas que nos ayudan a mantener un estilo de vida con todo lo que necesitamos para sobrellevar estos tiempos’’ finalizó Montero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.