Adaptarse a los cambios registrados durante el 2020, es una realidad de la que no se han escapado los más pequeños de la casa. Actualmente reciben sus clases de modo virtual, por medio de computadores, tabletas o dispositivos móviles.

Además, en sus momentos de ocio, muchos niños se dedican a los videojuegos. Por eso, es muy importante tomar en cuenta ¿cuánto tiempo se recomienda para que el uso de estos dispositivos no les afecte la visión, tanto para el juego como para estudiar?.

El médico oftalmólogo pediátrico Félix Ruiz, jefe de los servicios de oftalmología del Hospital de Especialidades Pediátricas “Omar Torrijos Herrera”, manifestó que uno de los principales problemas en la vista que pudieran desarrollar, por el abuso en el uso de esta tecnología, es la astenopia.

La astenopia causa, entre otros malestares, fatiga ocular, enrojecimiento, visión borrosa y dolores de cabeza.

Desgastes

Con respecto al mecanismo de enfoque-que permite la acomodación de las imágenes- detalló el especialista que esta función es realizada por el músculo ciliar el cual está ubicado a lo largo del cristalino.

Puntualizó que dicho músculo se agota, al rebasarse los 20 o 30 minutos continuos de uso frente a la pantalla, provocando resequedad, ardor y hasta desenfoque de la imagen visual.

“Después de estar media hora sentado frente al computador o la tableta, levantan la mirada, se les borra la imagen y les duele la cabeza. El dolor es producto de la fatiga visual o astenopia acomodativa”, agregó.

Todo ello se debe, acotó el doctor Ruiz, a que se deja de parpadear.

Con el parpadeo, explicó, se humedecen los ojos, acción que normalmente sucede cada siete a diez segundos y cuando se trabaja o estudia, ese ritmo de pestañeo, se suele prolongar y, sin darse cuenta, el afectado puede dejar de hacerlo.

Otras afecciones que se pueden desarrollar por excederse en el uso de aparatos electrónicos- son la miopía y, en menor cuantía, el estrabismo.

Destacó que desde el punto de vista óptico, se han hecho estudios en Europa y China en los que se ha descubierto que los usuarios de aparatos tecnológicos menores de quince años, están desarrollando más la miopía.

En comparación a jóvenes de esa misma edad hace una década atrás,el informe revela que el incremento es por el orden del 30%.

Otra situación que trae consecuencias es el efecto de la luz blanca-azul, ultravioleta, que emana de los dispositivos.

Recomendaciones

Debido a que el estudio virtual es una necesidad, debido a la pandemia por COVID- 19, el doctor Ruiz ofrece una serie de recomendaciones que ayudarán tanto a estudiantes como a educadores.

El médico oftalmólogo instó a realizar una serie de pausas 20 por 20, para descansar la vista, en la que el profesor o maestro, apagará su pantalla y hará la clase más interactiva. Al tener encendido solo el audio, enviándole preguntas, que el alumno deberá responder, lo que le permitirá tener a su vez, un termómetro que determinará si su clase está comprendiendo el contenido.

Esta interacción debe tomar preferiblemente 20 minutos, por cada 20 minutos de clase impartida.

Igualmente, precisó que pueden hacer pausas activas con ejercicios de estiramiento, que les ayudarán en la parte ergonómica y evitar lesiones cervicales y lumbares, por estar muchas horas en una misma posición.

“Pueden ser diez minutos, pero lo ideal es que sean 20, en lo que el maestro haga preguntas, lo que pedagógicamente también es provechoso, puesto que la clase no se convierte solo en copiar y copiar… es una clase interactiva”, confirmó.

Datos interesantes

El doctor Félix Ruíz, en un estudio que lideró efectuado con un grupo de pacientes, arrojó una serie de datos interesantes.

Se comparó a dos grupos, cada uno de 400 pacientes, cuyos miembros coincidían en edad, sexo y condición óptica.

La investigación estudiaba si afectaba la vista o no pasar un tiempo prolongado frente a un monitor de computadora. Unos estuvieron menos de una hora y otros más de ese tiempo.

El estudio reveló que el 95% de los que tenían más de una hora, presentó problemas de ardor, desenfoque visual y dolores de cabeza.

De allí la importancia, en el caso de las empresas, de que sus colaboradores hagan, también, pausas activas, por salud ocupacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.