La endometriosis es padecida entre el 10 y el 15% de mujeres en edad
reproductiva, es una afección dolorosa en la que el tejido que recubre el interior del útero crece fuera de la cavidad uterina.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró al 14 de marzo como el DíaMundial de la Endometriosis. Todo el mes de marzo se enfoca en la
concientización de esta silenciosa enfermedad. Según las últimas estadísticas de la OMS que datan del 2014, la patología afecta a 176 millones de mujeres en el mundo, es decir, una de cada diez.


En Panamá aún no existe un registro oficial de pacientes diagnosticadas con esta enfermedad. “Esta enfermedad se diagnostica aproximadamente diez años tarde, desde que la paciente percibe los primeros síntomas, en muchas ocasiones por desconocimiento de los síntomas, siendo el principal de ellos, los cólicos invalidantes, explica el Dr. Saúl Barrera, director de IVI Panamá.

Entendiendo la endometriosis


El tejido que recubre el interior del útero, denominado endometrio, responde a las hormonas del ciclo menstrual al hincharse, engrosarse y desprenderse para marcar el comienzo del próximo ciclo. Mientras que las mujeres con endometriosis
todavía experimentarán secreción de sangre a través de la vagina, el
derramamiento de sangre del tejido endometrial que crece en la pelvis permanece y eventualmente deja cicatrices.


El tejido también puede extenderse y crecer dentro de los ovarios y formar quistes ováricos llamados endometriomas, que podrían afectar la fertilidad.


La razón por la que las mujeres con endometriosis experimentan una disminución en la fertilidad no se conoce a fondo, pero todo indica que podría ser el tejido cicatricial que obstruyen las trompas de Falopio que transportan los óvulos desde
los ovarios.

También esta alterada la foliculogénesis lo que implica que estas pacientes
tendrían óvulos de menor calidad, menores tasas de fecundación e implantación es objeto el aumento de los niveles de estrógenos, que podría alterar la ovulación, la fecundación del óvulo y la implantación del embrión.


La endometriosis es asintomática en algunos casos

Muchas mujeres que tienen endometriosis experimentan dolor crónico como su principal síntoma, calambres y reglas abundantes, debido al sangrado e inflamación del tejido endometrial fuera del útero.
También suelen presentarse endometriomas. La infertilidad es otro síntoma que se presenta con la endometriosis, se estima que entre el 30-50% de las mujeres con endometriosis presentarán problemas de fertilidad debido al deterioro del
aparato reproductivo.
Todos estos síntomas pueden ser tratados, pero no necesariamente al mismo tiempo. En algunos casos, las mujeres con endometriosis no presentan ningún síntoma y sólo son diagnosticadas al momento de recurrir a la medicina reproductiva para lograr el embarazo.
Tratamiento para la endometriosis dependerá del objetivo de la paciente
Es importante identificar cuál es el objetivo principal de la paciente, abordar el dolor o tratar de concebir. No todas las veces es posible aliviar el dolor de la paciente y también ayudarla a quedar embarazada al mismo tiempo. Si la mujer no
está interesada en concebir y solo quiere aliviar su dolor, algunos analgésicos en conjunto con tratamientos hormonales como las píldoras anticonceptivas, pueden
ayudar.
La paciente cuyo principal objetivo es lograr el embarazo, probablemente requerirá tratamientos como la inseminación artificial o la fecundación in vitro (FIV). La FIV
se ha mostrado como un tratamiento efectivo para algunas pacientes con
endometriosis, al evitar tejido cicatricial pélvico y permitir que el esperma y el óvulo se encuentren en un ambiente controlado libre de mediadores inflamatorios. Sin
embargo, incluso en la FIV, las mujeres con endometriosis tienen tasas de embarazo ligeramente más bajas que otras personas con infertilidad.
En algunas ocasiones, la mujer con endometriosis luego del embarazo reduce su dolor pélvico (probablemente debido a la progesterona secretada a través de la
placenta). Aun así, las mujeres con endometriosis siguen presentando las tasas más altas de aborto espontáneo, embarazo ectópico, parto prematuro, en comparación con las mujeres que no padecen endometriosis.

Actualmente los tratamientos hormonales (ACO) derivados de progesterona, son efectivos para mejorar el dolor y controlar la enfermedad a largo plazo. Pero estos
medicamentos no curan la enfermedad ni mejoran la fertilidad de estos pacientes.
Es por esto que cuando el principal objetivo de la paciente sea lograr un
embarazo, la paciente consulte al especialista para que reciba orientación.
Cirugías pueden tener impacto negativo en la fertilidad
Si bien la cirugía ovárica puede ayudar a reducir el dolor, el sangrado excesivo y los cólicos menstruales crónicos asociados a la endometriosis, también puede afectar negativamente su reserva ovárica, en los casos de endometriosis en el ovario.
Anteriormente, las mujeres con endometriosis tenían opciones limitadas: someterse a una cirugía y arriesgarse a afectar su fertilidad, o vivir con el dolor.
Ahora, las mujeres con endometriosis no tienen que elegir entre calidad de vida y el futuro de su fertilidad. La congelación de óvulos para mujeres con endometriosis puede cambiarlo todo.
La congelación de óvulos permite a las mujeres con endometriosis preservar la cantidad y calidad de sus óvulos existentes en la actualidad. La vitrificación es unmétodo efectivo para congelar óvulos que ha demostrado tener altas tasas de
supervivencia, fecundación y desarrollo embrionario después de que los óvulos son descongelados para su posterior fecundación, de este modo formar una familia será aún, una opción para su futuro.
Hace unos meses, el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI), lideró un estudio donde se reveló que la técnica de vitrificación (congelación de ovocitos) alcanza una tasa de recién nacidos en pacientes de endometriosis sometidas a
cirugías es del 70%, frente a un 50% en mujeres que no se han sometido a
cirugías.
Vitrificación es la mejor opción si se desea una familia a futuro
Preservar la fertilidad ofrece una opción de tratamiento que beneficia a las pacientes con endometriosis, ya que aumenta sus posibilidades de lograr un embarazo.
“Es latente el efecto perjudicial de la cirugía ovárica previa a la vitrificación de óvulos en términos de tasa acumulada de recién nacidos en mujeres jóvenes (72,5% en mujeres menores de 35 años versus 52,8% en las mayores de 35).
Como el tratamiento quirúrgico de los endometriomas, tiene un efecto perjudicial, al momento de la cirugía, si la mujer es menor de 35 años, sugerimos realizar una cirugía solo después de la estimulación ovárica para la preservación de la fertilidad”, añade el Dr. Saúl Barrera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.