Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 1 de cada 4 personas sufrirán trastornos mentales en algún momento de su vida. Por otro lado, dos terceras partes nunca buscarán ayuda de un profesional. Un caso especifico es la depresión, una enfermedad que impacta a más de 300 millones de personas en el mundo y una causa de discapacidad. En América latina afecta al 5% de la población, sin embargo, está subdiagnosticada y muchas veces no es tratada correctamente.

Existe tabú ante la depresión lo que nos impide hablar abiertamente y considerarla como una enfermedad compleja, crónica y recurrente que necesita ser tratada por un médico especialista. En algunas ocasiones, la depresión se confunde con un decaimiento del estado de ánimo, como una situación pasajera de la que se puede salir voluntariamente.

En América Latina se estima una prevalencia de más de 21 millones de personas que sufren depresión. En Panamá, 4.4% de la población nacional padecen la enfermedad.

Depresión resistente al tratamiento, con un fuerte impacto en América Latina.

En algunas ocasiones, las personas con depresión pueden ser diagnosticadas incorrectamente o recibir un tratamiento que no necesariamente les funciona.

Cuando una persona con depresión mayor no responde a dos líneas de tratamiento o más, en dosis, tiempo y cumplimiento adecuado, se considera que tiene depresión resistente al tratamiento (DRT). 1 de cada 3 personas con depresión mayor tiene DRT.

Gerardo García Bonetto, médico psiquiatra e investigador principal de uno de los centros, indicó que los resultados del estudio epidemiológico TRAL (Depresión resistente al tratamiento en América Latina), realizado con el apoyo de Janssen en la región, mostraron que el 29.1% de los pacientes con depresión mayor de los centros clínicos estudiados padecían DRT.

Se registró que el 80% de los pacientes con DRT evaluados en estos centros clínicos continuaban con persistencia de síntomas aun recibiendo el tratamiento considerado estándar y con continuidad de sus controles médicos.

Estos datos en la región remarcan la urgencia de incrementar la educación sobre la depresión y la depresión resistente al tratamiento, a la vez que reflejan las necesidades insatisfechas de estos pacientes.

Ante esto Janssen lanza su campaña regional #LaConsultaEsElMejorConsejo, que son fundamentales para promover la acción y enfrentar una de las enfermedades mentales con mayor impacto en la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.