Imagen de mohamed Hassan en Pixabay

Internet ha roto fronteras y justamente eso es algo que desde las grandes empresas hasta las pequeñas y medianas están aprovechando para incrementar sus ventas. Esto se ve reflejado en el impulso que tiene el comercio electrónico. Según Internet Retailer, medio de Digital Commerce 360, tan solo en 2016 se registró una penetración del 10.5%, en 2017 del 12.3%, en 2018 del 14.4% y en 2019 del 16%.

Los consumidores también hacen cada vez más compras online. Durante el 2018 el gasto fue de $2.93 millones y para 2019 se incrementó a $3.53 billones de dólares en canales digitales, señaló el medio. Además dicen que la cuota de mercado total de ventas minoristas se incrementará un 16.2% para 2020.

Dichos incrementos en el e-commerce obedecen a la penetración de Internet a nivel mundial. También a las tecnologías que brindan opciones para realizar una compra, así como por la experiencia que éstas crean para concretar una venta.

Del e-commerce tradicional al de las transmisiones de video en vivo

En este sentido, la forma en que el e-commerce interactúa con los consumidores ya no se limita a la presentación del producto con una imagen y una breve descripción, ahora ha evolucionado al uso de video. De esta manera aumenta la cantidad y calidad de la información disponible para el consumidor de una forma más tangible y real.

Esta modalidad sigue la tendencia del consumo de video, en donde un estudio de Zeneth Media comenta que para 2021 se podrían llegar a ver hasta 100 minutos al día por usuario.

Se trata de una nueva forma que las pequeñas y medianas empresas (PyMES), así como las marcas pueden aprovechar para potenciar sus ventas y las experiencias que brindan a los usuarios. Entre los beneficios que brindan están:

  • Los consumidores pueden recibir información de manera más precisa y en tiempo real.
  • Los usuarios entienden mejor las ofertas y determinan si cumplen con sus requisitos.
  • Las transmisiones en vivo combinan el consumo de contenido y el de productos básicos, brindando así múltiples atributos de entretenimiento al incluir temas de interés, moda e historias asociadas a las compras en línea.
  • Los vendedores pueden ser más creativos al fusionar el mundo virtual con el real para generar una experiencia más cercana para conocer el producto.

Sin embargo, las PyMES pueden enfrentar a requerimientos tecnológicos para lograr transmisiones óptimas y que no afecten la experiencia del usuario, los cuales resultan costosos.

Aquí es donde Huawei entra en el juego, ofreciendo opciones más simples, rápidas y eficientes en cuanto a costos. Además de que brinda experiencias más inmersivas con realidad aumentada en el ecosistema de Huawei Mobile Services. De esta manera, las PyMES tendrán acceso a tecnología que les permita expandir sus negocios entre los internautas, generándoles más ingresos y reconocimiento.

La compañía cree que en un mundo impulsado cada vez más por las tecnologías digitales, nadie debería quedarse atrás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.