La inteligencia artificial (IA), la automatización de procesos y hasta los servicios financieros han cambiado la forma en que se hacen los negocios y actualmente los auditores están implementando esta transformación en sus procesos.

Cuando se habla de tecnología, plataformas digitales y análisis de datos enmarcada en las auditorías, se refiere al uso de software que brindan a los profesionales idóneos la capacidad de compilar, analizar y validar conjuntos de datos completos e información en tiempo y forma que antes resultara difícil y laborioso recabar como parte de un proceso de auditoría de forma manual.

Ahora armados con la información generada por un software, los auditores pueden realizar evaluaciones y análisis de datos que evidencien los resultados de nuestros exámenes de manera más efectiva, identificar muestras de datos sensitivos que revelen riesgos que nos ayudan a enfocarnos e investigar situaciones que podrían no haberse detectado si la auditoría se basará solamente en muestras relevantes.

Carlos Julio, Alianza Auditores.

Carlos Julio, CPA, socio director del Grupo Alianza Auditores despacho de Servicios de Auditoría, Contabilidad y Consultoría, indica que “la tecnología como un apoyo eficiente y efectivo para ayudar a los auditores a organizar sus tareas y permite un manejo de información más amplia y oportuna y en tiempo real. Manifiesta que la pandemia demostró que el uso de la tecnología es impostergable para las empresas o firmas de auditores y quién no se adapte a la revolución digital sin duda se quedará atrás”.

En resumen, la tecnología dentro de la auditoría se convirtió en el aliado estratégico de inmediatez, facilitando así los avances para continuar trabajando de una manera totalmente ágil, y a distancia, permitiendo la coordinación de los equipos dentro de todas las unidades de negocios de forma segura y continua en su ejecución.

Como el caso de Alianza Auditores que enfrentó el reto de continuar sus tareas de auditar a distancia cuando se cerraron las oficinas al inicio de la pandemia en marzo de 2020.

Virtualización de datos, auditorías a un clic

Las auditorías impulsadas con tecnología de vanguardia han ocasionado que los procesos sigan siendo de la más alta calidad, mejorando la forma en que puede medirse un riesgo operativo o empresarial.

De esta forma se puede ayudar a todo tipo de empresas y con mayor énfasis sobre aquellas que están obligadas a presentar informes financieros. Cabe resaltar que, a pesar de todos los beneficios que brinda la tecnología, no se puede reemplazar íntegramente a las personas como parte de una auditoría; la capacidad analítica y evaluativa del ser humano seguirán siendo una parte insustituible del proceso de auditoría.

“Para una implementación exitosa de tecnología y análisis en la auditoría, también es importante contar con personal capacitado que permita una ejecución exitosa y eficaz.  Es por ello, que dentro de cada una de las unidades de negocios de Alianza Auditores también se ha establecido comités de optimización de procesos, innovadores que permitan evolucionar los estándares profesionales” expresa, Carlos Julio.

Es así como la auditoría apoyada de la tecnología ayuda a identificar y minimizar los errores cometidos en una organización y es la base para poder mejorar los procesos y dejar de invertir en acciones innecesarias o poco efectivas.

Una auditoría, sin duda alguna, le proporciona a la administración de un negocio la información sobre el desempeño operativo, administrativo, financiero y económico de su organización o negocio y que se convierten en base para la toma de decisiones ya sea en la parte económica, el capital humano, ambiental, legal o informático. Esto también les permitirá evitar escenarios negativos y establecer procesos de mejora continua para la organización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: