Panamá es una de las economía de mayor crecimiento de América Latina, sin embargo, solo el 7% de las mujeres en el país tienen un préstamo de vivienda y sólo el 7% de las empresas lideradas por mujeres tienen acceso a financiamiento bancario. Como resultado, la brecha de género de Panamá es mayor que el promedio en América Latina y el Caribe.

Es por esto que IFC, el brazo del sector privado del Grupo del Banco Mundial se asocia con Global Bank en Panamá para una inversión sin precedentes. Con esta alianza se aumentará el financiamiento de vivienda para las mujeres y se apoyará a las empresas propiedad de mujeres en el país.

El préstamo de $70 millones de balboas a Global Bank se convierte en la primera inversión de IFC enfocada en viviendas para mujeres. El financiamiento aumentará principalmente la cartera hipotecaria de mujeres, de bajos y medianos ingresos y que encabezan sus hogares. Parte del paquete también se destinará a financiar a las pequeñas y medianas empresas propiedad de mujeres.

Georgina Baker, Vicepresidenta de IFC para América Latina y el Caribe, Europa y Asia Central, resaltó que Global Bank se convierte en el primer socio de IFC a nivel mundial en ofrecer soluciones hipotecarias dirigidas a mujeres.

“A pesar de que tienen características positivas como clientes bancarios, las mujeres que lideran empresas tienen menos acceso a préstamos porque carecen de la garantía inmobiliaria que las instituciones financieras requieren. Esta alianza pionera e innovadora con Global Bank ayudará a abordar ese desafío”, agregó Baker.

Innovación bancaria panameña

De esta manera, Panamá se convierte en un centro de innovación para probar soluciones que América Latina y otros mercados emergentes pueden replicar para aumentar el acceso a financiamiento para segmentos desatendidos, un pilar de la estrategia de la IFC.

Jorge Vallarino Miranda Gerente General de Global Bank, manifestó que en Panamá, alrededor del 80 por ciento de la demanda se centra en viviendas de interés preferencial.

“Ha habido un interés creciente por los proyectos de vivienda y hay una necesidad de ajustar la oferta. Hemos estado creciendo constantemente nuestra cartera de hipotecas, con casi la mitad de ella centrada en familias de ingresos bajos y medianos”, destacó Vallarino Miranda.

Un informe de la IFC sobre el acceso de las mujeres a la propiedad de la vivienda, “Su hogar – Financiamiento de vivienda para las mujeres”, encontró que la propiedad no sólo es fundamental para mejorar las condiciones de vida, sino para acceder a crédito formal y establecer un historial de crédito a lo largo del tiempo.

El estudio también encontró que las brechas de activos de género en la posesión de propiedades socavan el poder y la capacidad de las mujeres para participar en actividades económicas. Revela también que existe una gran demanda insatisfecha de financiamiento de la vivienda de los hogares encabezados por mujeres, particularmente en los países en desarrollo.  

A nivel mundial, especialistas en género y vivienda de IFC trabajan con instituciones financieras en la identificación de oportunidades de negocio para establecer líneas de negocio de género. Se dedican principalmente a estos segmentos desatendidos, siguiendo las mejores prácticas internacionales centradas en el género.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.