Vacuna fase 3

El pasado 8 de agosto, el Comité Nacional de Bioética de la Investigación (CNBI) aprobó el estudio de la vacuna fabricada por la compañía alemana de biotecnología CureVac AG. Cumplida la etapa de inscripción de voluntarios, inició el ensayo clínico de fase 2 de la vacuna contra el coronavirus en participantes mayores de edad.

Xavier Sáez-Llorens, investigador principal del estudio, indicó que estos pacientes serán evaluados por médicos especialistas durante los próximos trece meses para confirmar la seguridad y la dosis adecuada del medicamento.

Los voluntarios oscilan 18 y 59 años de edad. Este estudio se trata de un ensayo clínico de fase 2, multicéntrico y controlado, para evaluar la seguridad, la reactogenicidad y la inmunogenicidad de la vacuna contra el SARS-CoV-2 .

En esta fase, participarán 250 personas. Todos los participantes, sin excepción, deberán firmar un consentimiento ampliamente detallado previo a la primera aplicación de la vacuna. De esta manera, se garantiza que todas las interrogantes sobre el estudio y los posibles riesgos y efectos secundarios hayan sido respondidas satisfactoriamente. Luego son evaluados a través de exámenes médicos con los cuales se verifica su elegibilidad.

Efectos secundarios vacuna covid-19

Sáez-Llorens manifestó que los voluntarios también cuentan con cobertura de una póliza de seguro. Si se llegara a presentar cualquier reacción adversa asociada a la vacuna del estudio, tampoco perderán ninguno de sus derechos legales.

El galeno advirtió que siempre existe la posibilidad de que ocurran reacciones temporales individuales.

“Todos los medicamentos que se administren, tan básicos como el acetaminofén, pueden causar efectos secundarios. Las inyecciones intramusculares pueden causar reacciones locales, como dolor, moretones, enrojecimiento, inflamación, dolor al tacto y picazón en el sitio de la inyección, que pueden durar pocos días”, agregó.


Consorcio de Vacuna de Covid-19 Panamá


El Consorcio de investigaciones de vacunas covid-19 lo conforman el Centro de investigación CEVAXIN y el Instituto de Investigaciones Científicas y Servicios de Alta Tecnología (INDICASAT-AIP) y cuenta con el aval de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SENACYT).

Este tiene como objetivo canalizar y priorizar las iniciativas de desarrollo de una vacuna contra la COVID-19. La investigación científica en nuestro país cuenta con más de 20 años de trayectoria e importantes logros en la implementación de programas de vacunación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.