El 31 de enero de 1971, la misión Apolo 14 llegó con neumáticos a la luna. Estos fueron especialmente diseñados para la ocasión y equipaban un módulo de transporte de dos ruedas que recogía el material de la superficie lunar.

Y es que la innovación está en el ADN de Goodyear desde el inicio de sus actividades en el año 1898. La empresa lleva 118 años aplicando lo último en tecnología, ingeniería, compuestos e innovación para fabricar productos que rompan con lo establecido.

Así mismo crearon el neumático más grande  el RM-4A + con la medida 59 /80R63. Tan alto y  pesado como un elefante. Pertenece al segmento de OTR (Off the Road) y es de 63 pulgadas de diámetro, 4 metros de altura y 5.400 kilos de peso. Este neumático gigante está diseñado para transportar cientos de toneladas de piedras y otros materiales igualmente pesados, como parte de una gama que la empresa fabrica específicamente para trabajar en las minas de carbón, piedras pesadas, oro y cobre. El neumático se comercializa en todo el mundo para mover las máquinas de trabajo pesado más grandes y que normalmente operan en la explotación de minas.

Goodyear también ha tenido participación especial en el cine en la película Volver al Futuro, el famoso DeLorean modelo utilizado por los protagonistas estaba equipado con neumáticos Goodyear. Vea las especificaciones del coche en el enlace: http://www.backtothefuture.com/delorean/specifications

Pero si de innovación hablamos en el Salón del Automovil de Ginebra se reveló el neumático prototipo de forma esférica Eagle-360 – un neumático creado para el futuro – que les permitirá a los vehículos autónomos maniobrabilidad, conectividad y biomimetismo para aumentar la seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.