En el marco del Día Internacional de la Niña, se reflexiona sobre el desequilibrio de género y cómo las empresas deben seguir luchando por la equidad para generar una fuerza laboral que refleje un mundo donde el 50% de la población son mujeres.

Sin embargo, el sector tecnológico se enfrenta a uno de los mayores retos de escasez de talento: no hay suficientes profesionales en la cartera de tecnología existente para cubrir los puestos que se espera que se abran en la próxima década. De hecho, Korn Ferry estima que para 2030, la fuerza laboral tecnológica global tendrá una escasez de 4,3 millones de empleados.

El sector de la tecnología también prospera con la innovación, impulsada por un pensamiento diverso. Como tal, dejar al margen a quienes se identifican como mujeres está perjudicando cuantificablemente a las empresas y las economías.

A nivel mundial, la representación femenina se pierde en todas las etapas del flujo de talento, desde la educación inicial y la escuela primaria, hasta la educación superior y los puestos de nivel de entrada, la gestión y el liderazgo. Las mujeres y las niñas abandonan el flujo de talentos, a menudo antes de tener la oportunidad de sobresalir. Y si las empresas van a mantenerlas en el ecosistema tecnológico, deben adoptar la diversidad y la inclusión.

Qué están haciendo las empresas

Empresas como Dell Technologies se han establecido ambiciosos objetivos de medición para la representación de género, prometiendo que para 2030, el 50% de su fuerza laboral global y el 40% de sus líderes globales serán mujeres. También para 2030, buscan que el 95% de los empleados reciban capacitación sobre temas cruciales como prejuicios inconscientes, acoso, micro agresiones y privilegios.

Niurka Montero, Directora Senior de Ventas para Centroamérica y el Caribe, indica que en Dell Technologies se enfocan en sus prioridades centrales: construir un flujo de talento diverso, trabajar para asegurar que tengamos iniciativas para retener a las mujeres talentosas y a los miembros del equipo de minorías subrepresentadas en la empresa, y activar los programas adecuados para crear oportunidades para progresión.

Además han creado programas STEM, que ofrecen tutoría y capacitación técnica y trabajan para construir una sólida línea de miembros femeninos y de minorías subrepresentadas que ingresan a nuestra organización.

“Una vez que se unan a Dell Technologies, depende de nosotros asegurarnos de que sientan que pueden hacer su mejor trabajo y progresar en sus carreras. Es por eso que ofrecemos capacitación formal, creación de redes, tutoría y otros recursos para promover de manera efectiva a las mujeres y las minorías subrepresentadas en todo el mundo’’, agregó Montero.

Desde 2014, la compañía ha donado más de $70 millones a organizaciones sin fines de lucro que trabajan para inspirar a las personas a aprender, adquirir habilidades reales y seguir carreras en STEM (por sus siglas en inglés) Science, Technology, Engineering and Mathematics (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas).

También los líderes deben ser responsables de lograr los objetivos que establecieron, y cualquier progreso o falta de ellos debe compartirse públicamente. Dell Technologies busca construir una cartera de talentos que perdure más allá del 2030 con pilares como la diversidad y la inclusión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.