Aquellos comercios panameños que logrado enganchar al consumidor para que compre en línea, han sido los grandes ganadores de la temporada de pandemia.

María del Mar Herrera, Gerente Senior de EY Law, resaltó la importancia de las legislaciones de cada país sobre el e-commerce. No olivdar por supuesto que para las ventas físicas todavía hay limitaciones por protocolos de salud, establecidos por las autoridades, para hacer frente a la pandemia por COVID-19.

De acuerdo con la especialista de EY Law, el sector comercio panameños tiene gran expectativa sobre cómo se comportará el mercado ante esta nueva modalidad. De acuerdo con algunos estudios realizados por EY, el consumidor se ha ido adaptando a realizar sus compras en línea.

“En toda la región centroamericana un importante sector de los consumidores que ha probado el canal online, lo va a seguir utilizando. Por esto, es importante que las empresas se asesoren para diseñar una adecuada estrategia de e-commerce para sus promociones de temporada, que logre que el consumidor se enganche en términos similares.

El consumidor después de la pandemia

Según los resultados del estudio Perspectivas del sector consumo después de COVID-19, realizado por EY, la experiencia remota de 8 de cada 10 consumidores en Centroamérica fue tan buena o incluso mejor, como su experiencia de compra física. Por lo tanto, un buen porcentaje de ellos estaría dispuesto a continuar comprando a través de este “nuevo” canal.

Por su parte, el estudio E-commerce Report de EY Law identificó que las tendencias globales moldeadas por el uso de datos que ya estaban en marcha antes del coronavirus, ahora están configurando la mentalidad en general y el comportamiento del consumidor a una escala sin precedentes, impulsando nuevos modelos comerciales y transformación.

La región centroamericana, con sus 26 millones de internautas, también ha experimentado este aumento. Desde el comienzo marco nuevas tendencias o consolidando otras ya en marcha, en particular el comercio electrónico.

Para evidenciar este aumento y su enorme potencial, los ingresos generados por el comercio electrónico se han elevado a más de 800 millones de dólares en Guatemala, República Dominicana y Costa Rica. Aquí se ubican consumidores jóvenes que están más sintonizados con el comercio electrónico.

Se espera que los ingresos por comercio electrónico de Panamá (actualmente calculados en US$650millones) aumenten drásticamente. Así como en los otros países de la región, aunque más lentamente.

¿Qué esperar para el futuro?

Desde la perspectiva de EY, las próximas generaciones moldearán cambios todavía más significativos y disruptivos que podrán ser vistos en los próximos 10 años. Una serie de variables como la planeación de la demanda, los costos logísticos, el tiempos de entrega, la ciberseguridad, la protección de datos, serán los verdaderos diferenciadores en la preferencia de los consumidores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.