Se trata de un tratamiento médico que se realiza para retirar los elementos tóxicos de la sangre cuando los riñones no pueden hacerlo de manera natural, este procedimiento de eliminar las sustancias nocivas se hace de manera artificial, indica Milagro Méndez De León, médico general de la unidad de hemodiálisis de la Policlínica “Dr. Santiago Barraza” de La Chorrera.

“Este tratamiento consiste en pasar la sangre por un tubo, se divide en dos y lo pasa a un riñón artificial separado por una pared delgada, el filtro por donde pasa la sangre se llama dializados; en este hay un líquido especial que extrae los residuos de la sangre”, explicó la doctora Méndez.

Los riñones tienen la función de mantener un equilibrio adecuado de los líquidos del cuerpo, tomar los residuos, las toxinas de la sangre y eliminarlos; convirtiéndolos en líquido para poder desecharlos, también produce hormonas que estimulan la producción de glóbulos rojos en la médula ósea y fortalecen los huesos.

Cuando los riñones no trabajan de manera normal y presentan incapacidad para su funcionamiento, el médico correspondiente manda a practicar algunos exámenes, entre los que mencionaremos:

Prueba de albúmina: Es un análisis de orina con el que se busca detectar si en la misma hay proteínas; las que el cuerpo necesita.

Tasa de filtración glomerular: Brinda un cálculo aproximado de la cantidad de sangre que pasa a través de los glomérulos, cada minuto. Los glomérulos son los diminutos filtros en los riñones que filtran los residuos de la sangre.

De presentar en la orina una pequeña cantidad de proteínas, significa que los riñones no está filtrando la sangre como corresponde.

La segunda prueba, se hace a través de la sangre, y en ella se busca una sustancia llamada creatinina, que es un producto de desecho proveniente del tejido muscular, que el cuerpo debe desechar; cuando los riñones no trabajan adecuadamente y no logran eliminarla de la sangre, es cuando se complica el funcionamiento de los riñones.

Luego de éste resultado con la creatinina el mismo se utiliza para diagnosticar el estado de los riñones, algunos de los síntomas que puede presentar la falla renal son: fatiga, falta de aliento, náuseas, sangre en las heces y retención de líquidos; entre otros.

Recomendaciones

Para evitar esta condición es optar por buenos hábitos alimenticios, en aras de llevar una vida sana; por ello, la doctora recomendó “tomar suficiente agua, de dos a tres litros al día, evitar las comidas con grasas saturadas, hacer ejercicios, consumir alimentos bajos en sal, evitar fumar e ingerir alcohol y consumir muchas frutas y vegetales”.

“Es importante mencionar que los pacientes no se deben automedicar, puesto que si la persona sufre de diabetes o presión arterial se deben mantener ambos dentro de los rangos establecidos, acudiendo a sus citas médicas periódicamente, cada tres meses, o lo que considere el médico tratante”, informó la doctora Méndez.

En la actualidad

Teniendo en cuenta la actual situación que se vive mundialmente con la pandemia del COVID-19, se han tomado medidas extremas con el tratamiento que se les brinda a los pacientes de diálisis.

Para iniciar, “antes del coronavirus la entrada a la sala de diálisis se programaba de veinte personas, hoy la entrada solo es de cinco personas; se les toma la temperatura y se toman todas las medidas; como la distancia que debe haber entre un paciente y otro de un metro aproximadamente”, indicó la especialista.

Al mismo tiempo, Méndez les informa a los pacientes de diálisis y a los acompañantes, que deben usar la mascarilla al entrar y mientras dure el tratamiento, pero es preferible que el acompañante se quede fuera de la sala, para evitar el exceso de personas en el recinto.

Se les recomienda el lavado correcto de manos; si el paciente puede prescindir de la persona que lo acompaña le sugieren que lo haga, que solo se presente con la persona que lo transporta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.