Al año, unas 1500 personas mueren a causa de la diabetes en nuestro país, siendo más común en mujeres que en hombres, según los reportes oficiales de salud.

En los censos nacionales de salud preventiva que desarrolló el Gobierno junto a la Caja de Seguro Social (CSS) y Ministerio de Salud (Minsa), en personas mayores de 40 años, se logró detectar que el 13.18% de pacientes padecían de diabetes.

La CSS en Panamá Oeste cuenta con 3 Clínicas de Diabetes ubicadas en las policlínicas de Arraiján, La Chorrera y San Carlos, que brindan atención integral a más de 5000 pacientes.

En estas clínicas se brinda educación sobre el cuidado de esta enfermedad, los cuidados y evaluación periférica y vascular adecuado de los pies, y la importancia de un buen control glicémico y de los beneficios de la actividad física regular, así como del automonitoreo.

La diabetes mellitus es una enfermedad crónica no curable, que se produce cuando los niveles de azúcar en sangre están muy elevados debido a un defecto en la producción de insulina, resistencia a la acción de ella para utilizar la glucosa, o a un aumento en la producción de azúcar (ambas causas); señaló la Dra. Katherine Friedrich, coordinadora provincial del Programa de Salud de Adultos y Clínicas de Diabetes, en Panamá Oeste. 

Además, este aumento de los niveles de  azúcar se asocia con la aparición de complicaciones en muchos sistemas orgánicos, como la pérdida de la visión, compromiso de los riñones y daño de los vasos sanguíneos, que puede significar la pérdida de extremidades inferiores, afectación del corazón y enfermedad cerebrovascular, mencionó Friedrich. 

En cuanto al cambio de estilo de vida saludable en donde entra la actividad física diaria, se recomienda hacer al menos 30 minutos cada día, lo que equivale a 150 minutos a la semana, complementada con  una dieta balanceada, que sea rica en verduras y frutas. Es recomendable que no tenga hábitos como fumar, ya que el cigarrillo es una combinación letal para esta enfermedad, predispone al organismo en un estado inflamatorio que no favorece la recuperación.

Existen 4 grupos principales de diabetes, dependiendo de la alteración que se presente con la hormona insulina:

  1. Diabetes tipo 1: que se presenta mayormente en niños y adolescentes, se da cuando hay una destrucción total de las células beta del páncreas lo que conlleva a una deficiencia absoluta de insulina y la persona dependen de un tratamiento con insulina. Representa un 5 a 10 % de las DM.
  • Diabetes tipo 2: se genera como consecuencia de un defecto progresivo en la secreción de insulina, un aumento de la resistencia periférica a la misma, con aumento de la producción de la glucosa, esta representa un 90 o 95% de las DM
  • Diabetes gestacional: es diagnosticada durante el segundo o tercer trimestre del embarazo, lo que puede ocasionar daños al bebé y a la madre.
  • Diabetes producida por otras causas.

 Síntomas: Emisión excesiva de orina (poliuria), el aumento anormal de la necesidad de comer (polifagia), incremento de la sed (polidipsia) y la pérdida de peso sin razón aparente.

La diabetes mellitus se determina a través de una glicemia (azúcar) en la sangre después de un ayuno de 8 horas, y el paciente presente una glicemia mayor a 126mg/dl, glucosa plasmática dos horas después de una prueba oral de tolerancia a la glucosa  mayor a 200 mg/dl o una hemoglobina glicosilada mayor a  6.5%

La Dra. Friedrich indicó que las condiciones de riesgo para que una persona padezca de diabetes son antecedentes familiares, malos hábitos alimenticios, sedentarismo, obesidad/sobrepeso, consumo de alcohol y mujeres que fueron diagnosticadas con diabetes gestacional previa o cuyo hijo pese más de 4 Kg (8lb) al nacer; la etnias negra e hispana tienen mayor predisposición.

La Diabetes Mellitus es una enfermedad que no se cura, pero que si se mantiene un control periódico de la salud, junto al médico de cabecera y acude a la Clínica de Diabetes con la que cuenta la CSS, hace un cambio de estilo de vida, puede llevar una buena calidad de vida y evitar las complicaciones de esta enfermedad crónica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.