Recientemente se celebró el aniversario del descubrimiento de la Piedra Rosetta, la herramienta que develó por primera vez el misterio de los antiguos jeroglíficos egipcios. Los antiguos egipcios usaron este sistema de escritura hace más de cuatro mil años para registrar sus historias, pero sólo un grupo selecto sabía cómo leerlas y escribirlas.

Hoy gracias a la nueva herramienta de Google Arts & Culture Fabricius, cualquiera puede descubrir interactivamente este fascinante idioma. Primero, puedes “Aprender” sobre el antiguo lenguaje de Egipto siguiendo una breve introducción educativa en seis sencillos pasos. En segundo lugar, Fabricius te invita a “Jugar” y traducir tus propias palabras y mensajes en jeroglíficos listos para compartir con tus amigos y familiares.

En tercer lugar, también ofrece nuevas vías para la investigación académica. Hasta ahora, los expertos han tenido que profundizar manualmente a través de libros para traducir y descifrar este idioma.

Fabricius incluye la primera herramienta digital, que también se está lanzando como código abierto para dar soporte a nuevos desarrollos en el estudio de idiomas antiguos. Este decodifica jeroglíficos egipcios utilizando el aprendizaje automático. Específicamente, la tecnología AutoML de Google Cloud, AutoML Vision, se utilizó para crear un modelo de aprendizaje automático que puede dar sentido a lo que es un jeroglífico.

En el pasado, se necesitaba un equipo de científicos de datos, muchos códigos y tiempo. Ahora AutoML Vision permite a los desarrolladores entrenar fácilmente una máquina para reconocer todo tipo de objetos.

Fabricius lleva el nombre del padre de la epigrafía, el estudio de las inscripciones antiguas.

También se puede explorar el infame Rey Tutankamón, las Pirámides de Giza y el Libro de los Muertos. Para los profesores que usan Google Classroom, también hay recursos sobre el antiguo Egipto para que los uses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.