Como es tradición, en la celebración de la Navidad y fin de año, los panameños se desbordamos en preparar toda clase de platillos ricos en grasas y azúcares, y aunado a la tradicional alimentación diaria, con el tiempo surgen las enfermedades no transmisibles como la hipertensión, obesidad y diabetes, que acortan la vida de las personas.

Actualmente se busca que muchos panameños cambien sus estilos de alimentación para llevar una vida más saludable  y evitar enfermedades invalidantes; por ello el programa  “Vive Saludable” de la Caja de Seguro Social, entrevistó a la doctora Mali Alzamora, coordinadora nacional de Medicina Familiar de esta institución, quien señaló que los alimentos que fortalecen el sistema inmunitario son las frutas, los vegetales, carnes y menestras.

Agregó que hay otros tipos de alimentos que fortalecen el organismo, como los lácteos, pero con los adultos mayores hay que medir la cantidad que debe ingerir para que su cuerpo lo digiera adecuadamente, y muchos los consumen descremados para disminuir el exceso de grasa y evitar el movimiento intestinal inadecuado.

La funcionaria de la CSS manifestó que es importante que las personas con enfermedades no trasmisibles o crónicas como la diabetes, hipertensión y obesidad, primero que todo, nunca deben olvidar tomar sus medicamentos, segundo mantener las medidas de bioseguridad establecidas y tercero llevar una alimentación sana para fortificar el sistema inmunológico.

Alzamora sustentó que el plato para el adulto mayor debe dividirse en porciones, la mitad del plato debe llevar vegetales y frutas y los dos cuartos que quedan se dividen en cárnicas o proteínica y el componente de carbohidrato. También están las menestras, que apoyan el contenido de hierro.

“Es importante conocer que los adultos mayores con enfermedades crónicas no deben consumir dos veces a la semana carnes rojas. Los pacientes con diabetes e hipertensión, preferiblemente, deben comer carnes blancas como pavo, pollo o pescado, que tienen control de carbohidratos y evitan el exceso de grasa”, explicó.

Dijo que las personas diabéticas no deben consumir embutidos y frituras por el exceso de grasa, así como dulces, pastillas, y chocolates, entre otros,   por su alto contenido calórico que le van a elevar el azúcar.

La doctora concluyó que en estas fiestas de fin de año que se aproximan, se tiende a comer de forma muy particular y en mayor cantidad, por lo que se recomienda, por ejemplo, a personas que tienen problemas de lípidos, consuman el pavo que al igual que el pescado y el pollo son más saludables y se controlan los carbohidratos y proteínas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.