La hiperpigmentación es oscurecimiento de una determinada área de la piel y es una problemática que afecta a millones de personas.

Es causada por el aumento de melanina que es producida por diversos factores, siendo los principales la exposición al sol de forma no controlada, factores genéticos, la edad, desencadenantes hormonales o diversas lesiones e inflamaciones cutáneas, explicó el doctor Manuel Ríos, dermatólogo de la Policlínica «Dr. Carlos N. Brin», del corregimiento de San Francisco.

Existen principalmente tres tipos de ellas:

·     Manchas de la edad, también llamadas manchas hepáticas o lentigos solares, son manchas marrones, bronceadas o negras, que aparecen en la piel por sobreexposición al sol, y  suelen aparecer en la cara, en  las manos o en áreas del cuerpo expuestas al sol, estas manchas de la edad suelen aparecer en adultos mayores o después de una exposición prolongada al sol.

·         Las melasma, también llamado cloasma o «la máscara del embarazo», se caracterizan por aparecer como grandes parches de piel oscurecida, a menudo aparecen en la frente, la cara, así como en el estómago, y afectan especialmente a las mujeres embarazadas o que toman píldoras para el control de la natalidad, las personas con piel más oscura son más propensos a desarrollar melasma.

·   Hiperpigmentación posinflamatoria son manchas que aparecen después de una afección inflamatoria de la piel, como acné o eccema, y suelen aparecer en la cara o el cuello. 

La hiperpigmentación suele ser inofensiva y las personas pueden deshacerse de ellas mediante técnicas de eliminación como tratamientos cosméticos, cremas y remedios caseros, pero es importante acudir a su médico si nota otros síntomas junto con la hiperpigmentación, concluyó Ríos.

La Policlínica «Dr. Carlos N. Brin» cuenta con médicos especialistas que le brindaran la información y la atención necesaria en caso de padecer de esta afección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.