Con el objetivo de facilitar el aseo personal de una niña con diagnóstico de Síndrome de West, los profesores Mirza Surgeón y Abel Mora, docentes del Instituto Panameño de Habilitación Especial (IPHE), Extensión de Chiriquí, diseñaron y confeccionaron una silla adaptable, hecha a base materiales de PVC.

Este proyecto beneficiará de manera directa a la estudiante Mari Grace Rodríguez, alumna del Parvulario 1. Con la silla la madre podrá continuar cumpliendo con la actividad de aseo personal de su hija, con mayor facilidad, seguridad y confianza.

Los docentes Mirza Surgeón y Abel Mora, explicaron que esta silla ofrecerá a la estudiante “Calidad de vida” en su propio entorno familiar. Ya que evitará malas posturas que fuercen el cuerpo de la alumna, la ayudará a no adoptar una posición incómoda que aumente la tensión muscular y brindará a la madre la oportunidad de no realizar mucho esfuerzo.

De igual forma, sostuvieron que esta iniciativa surge debido a que una de las principales funciones del docente especial es orientar al padre de familia de niños con condición de discapacidad, sobre aditamentos o uso de mobiliario adecuado que facilite la ejecución de diferentes tareas de aseo e higiene personal.

Añadieron, que es por ello que durante la interacción virtual (producto de la pandemia) y con la responsabilidad de continuar con el proceso educativo, se pudieron percatar de las dificultades que tiene la madre al realizar “las actividades de aseo personal” debido al tamaño y peso de su hija. La dificultad mayor que manifiesta la madre, es a la hora de bañarla, que es donde más se le dificulta.

Desarrollo del proyecto

La docente de Parvulario, Mirza Surgeón, detalló los pasos realizados para llevar a cabo esta iniciativa. “Primero conversé con el profesor Abel Mora, le presenté la propuesta y logré su apoyo. Posteriormente, se les informó a los padres de Mari Grace Rodríguez para que me dieran su permiso para dicho proyecto, luego se visitó el hogar, para tomar las medidas de la niña, para el tamaño de la silla y área del baño, para que la silla pudiera entrar al área sin dificultades”.

Luego, explicó la docente, se confeccionó el listado de materiales para la construcción de la “Silla de baño adaptable”. Se cotizaron los precios en los establecimientos que venden este tipo de materiales PVC y se involucró al padre de familia, para que apoyara en la construcción de la silla de baño, ya que a la vez que aprende, se motiva en la construcción de otros aditamentos adaptables para su hija.

“En dos semanas se confeccionó la silla de baño adaptable y sólo se utilizaron 3 tramos de tubo de PVC, 16 codos de 90 grados, 2 codos de 60 grados, 22 T de 1 pulgada, goma especial para PVC y 3 hojas de segueta”; puntualizó Mirza Surgeón, quien añadió finalmente, que el costo de este proyecto fue de B/52.85 Balboas, que fueron costeados por ella. La mano de obra fue del profesor Abel Mora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.