Creatividad, crear rutinas y dar ejemplo, son algunas de las alternativas que los padres de niños con discapacidad cognitiva pueden tomar en cuenta para adaptarlos a la nueva realidad que se está viviendo en el mundo, debido a la pandemia por el COVID- 19.

La licenciada Britzeitha Britton, especialista en Autismo y trastornos del desarrollo que labora en la Caja de Seguro Social (CSS), ofrece una serie de herramientas para que los padres puedan inculcarles, entre otras disposiciones a sus hijos, el hábito del uso de la mascarilla.

Resaltó la importancia de desarrollar una serie de prácticas que favorezcan este proceso de adaptación, indicando que los padres deben predicar con el ejemplo, al ser los mejores modelos.

“Si ustedes como papá y mamá se la colocan y usan un lenguaje positivo de ánimo y motivación durante el día en casa por espacios cortos, los niños dejarán de verlo como un hecho extraño”, confirmó.

Otro aspecto primordial, es crear una rutina que no resulte tediosa. Recomendó que todos los días se practique simulando un juego, en el que parezca que se va a salir con la mascarilla en un espacio de tiempo comprendido entre los cinco y los quince minutos, ya sea al pasillo, al balcón o al estacionamiento.

De esta forma amena, destacó que el niño comprenderá la importancia de usar este objeto que se coloca sobre la nariz y la boca, y que es una de las principales medidas de protección contra el COVID– 19.

Otra forma de inculcar su utilización, es a través de juegos con sus muñecos y peluches, a los que se le colocaría las mascarillas.

Para disminuir la ansiedad

El mantenerse en casa por tiempo prolongado, puede despertar en los pequeños con discapacidad, estrés y ansiedad.

Para ello explicó la licenciada Britton que es recomendable, crear agendas diarias visuales con recursos como los pictogramas que contienen imágenes que representan acciones.

Otras herramientas, son dedicar horas de juego de mesa y juegos de piso donde los niños pueden participar.

La profesional quien además tiene conocimientos en manejo conductual y aprendizaje de los niños con discapacidad, concluyó que estas técnicas pueden ser usadas con otros pequeños, aunque no vivan con alguna discapacidad, por su fácil aplicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.