Tentadores platillos y bebidas que acarician nuestro paladar, forman parte de los banquetes navideños que se aprecian en muchos hogares panameños, los cuales tienen un factor en común, el poseer un alto en contenido calórico, con su consabida repercusión en la salud.

Hay un producto de color rojo carmesí que es tradicional en nuestras casas, que marca la diferencia puesto que trae ventajas para nuestra bienestar físico, y ese es el saril.

La licenciada en nutrición y dietética de la Caja de Seguro Social (CSS), Italia Farrier, destacó las bondades de este refresco que proviene de los pétalos de la  flor de esta planta, que en otros países se conoce como agua de Jamaica, y que en Panamá todos llamamos chicha de saril.

Detalló que esta bebida es asociada a la Navidad  porque su época de cosecha es precisamente en el mes de diciembre, y su color rojo, favorece también la conexión con la festividad navideña, por considerarse como la tonalidad tradicional de las decoraciones.

Subrayó que el saril es una planta que puede aportar múltiples beneficios para la salud al poseer un alto contenido de vitamina C, fibra, antioxidantes y minerales, principalmente el calcio y potasio, aunque también es fuente interesante de hierro y magnesio.

Su chicha se prepara fácilmente puesto que es una infusión en agua de los pétalos que cubren las semillas, a la que se le añade  jengibre, un toque de canela y clavito de olor.

La licenciada Farrier comentó que entre las ventajas que puede ofrecer está el proteger el sistema cardiovascular,  por la reducción del colesterol, específicamente el LDL-C que muchos llaman el colesterol malo, puesto que contribuye a la aparición de depósitos de ácidos grasos en las arterias.

También, baja lo niveles de triglicéridos, y favorece el aumento de HDL-C, llamado popularmente como colesterol bueno, puesto que recoge el exceso de colesterol en la sangre y lo lleva de vuelta al hígado, donde se descompone y se elimina del cuerpo.

Agregó que regula la presión arterial  por su efecto hipotensor; combate el estreñimiento y posee propiedades diuréticas, antinflamatorias, laxantes y antibacterianas.

La mejor forma de prepararla, afirmó, es utilizando la flor en su estado fresco u optar por los pétalos secos, en vez de adquirir las presentaciones en polvo, en siropes o concentrados (listos para tomar), puesto que en la mayoría de las ocasiones se les ha añadido conservantes artificiales y exceso de azúcar.

Es importante, puntualizó, no adicionarle azúcar, para que se pueda  disfrutar su sabor natural y obtener todos los beneficios que ofrece sin convertirla en una bebida calórica o insana.

Para quienes deseen prepararla la especialista nos ofrece esta sencilla receta:

Ingredientes:

  • 1 litro de agua
  • 1 taza de flor de saril
  • 200 g de jengibre
  • Pizca de canela (opcional)
  • 3 clavitos de olor (opcional).

Procedimiento:

  1. Separar los pétalos de la semilla y lavarlos bien.
  2. Colocar en una olla el agua con el jengibre picado, la canela y los clavitos de olor.
  3. Una vez la mezcla empiece a hervir, apague el fuego y agregue los pétalos del saril.
  4. Dejar en infusión durante 15 o 20 minutos, hasta que el agua se torne de color rojo.
  5. Proceda a colar la mezcla antes de servir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.