Tratamiento innovador cáncer de próstata

En mayo pasado se realizó la reunión anual de la American Society of Clinical Oncology (ASCO) y se presentaron resultados de que la apalutamida, combinado con terapia de privación de andrógenos (ADT), aumentó a 14 meses la supervivencia de pacientes con cáncer de próstata no metastásico.

También es resistente a la castración (nmCRPC) y a los que tenían un alto riesgo de desarrollar metástasis, en comparación con la ADT sola. Estos resultados se refieren al análisis final del estudio de fase 3, SPARTAN, realizado con 1.207 pacientes.

Apalutamida es un medicamento que bloquea el mecanismo por el cual crece el cáncer de próstata, evitando que la hormona masculina alimente las células tumorales. Se demostró que, cuando se combina con privación de andrógenos (ADT), posterga la aparición de metástasis en pacientes que ya se sometieron a un tratamiento localizado.

Disponibilidad en Panamá

La apalutamida está disponible en Panamá y disminuye en un 72% el riesgo de que la enfermedad se propague a otras partes del cuerpo o la muerte. Además, proporciona más de 40 meses de supervivencia libre de metástasis (mediana), lo que representa una ganancia de dos años en comparación con placebo (mediana de 16.2 meses).

Eric Small, Profesor de Medicina y Director Científico del Centro Integral de Cáncer Familiar de la Universidad de California, explica que el tratamiento se enfoca en retrasar las metástasis y mejorar la supervivencia global.

Durante la realización del estudio SPARTAN, la calidad de vida de los pacientes fue mantenida y los eventos adversos encontrados no tuvieron impacto negativo. También se reafirmó el perfil de seguridad previamente presentados.

Son unos 20 mil nuevos casos por año sólo en Centro América y el Caribe, donde el cáncer de próstata es el segundo cáncer más común. en hombres. La enfermedad, que generalmente afecta a personas mayores de 50 años, ocurre cuando se forman células malignas en los tejidos de la próstata. La metástasis ocurre cuando estas células se propagan a otros órganos, generalmente huesos, ganglios linfáticos, hígado o pulmón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.