El maltrato hacia un ser humano se consuma mucho antes de una agresión física. Esto inicia en lo psicológico, con actitudes (o no conductas) que desequilibran el estado emocional y/o atentan contra el amor propio de una persona. Una clara prueba de este tipo de abuso se evidencia con el abandono, una realidad que no es ajena a una parte de la población adulta en mundo y de Panamá. Por ello, la designación internacionalmente del 15 de junio como el Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez es un momento que nos debe llevar a la reflexión sobre cuál es nuestra actitud como familiares y como sociedad ante esta realidad. 

En nuestro país, según datos del último Censo Nacional de Población y Vivienda, elaborado por el Instituto de Estadísticas y Censo, las personas que superan los sesenta años representan más del 10.9% de los habitantes, porcentaje que puede subir al 25.3% en 2050. 

Ante esto, es evidente que ante desafíos sociales como este la comunicación juega un papel fundamental y eso lo demostró la icónica campaña que lanzó la entidad financiera de Bilbao BBK de la mano de LLYC: Invisible soledad. Una escultura hiperrealista, hecha a imagen y semejanza de una persona real de 89 años que fue instalada en un banco de Paseo del Arenal de Bilbao causando revuelo. La obra denominada “La última persona fallecida en soledad”, elaborada por el escultor mexicano Rubén Orozco, denunció el aislamiento que sufren los adultos mayores.

El escultor que diseñó la obra le dedicó tres meses a la fase de construcción, para posteriormente ser instalada en plena calle, lo que generó 200 millones de impresiones en redes sociales, un aumento del 66% de la notoriedad de la problemática y una subida del 45% en el número de voluntarios interesados en trabajar en esta causa, esto sin dejar de lado los más de 55 premios y reconocimientos internacionales que ganó el proyecto. De esta manera, Mercedes se convirtió en un símbolo de un movimiento que genera debate social en la búsqueda de soluciones ante esta problemática. 

Claramente, el poder de la comunicación ha demostrado que mueve montañas y piezas como esta que, si bien se implementó en otro país, nos debe llevar a interiorizar cuál es la real atención y tiempo de calidad que le dedicamos a nuestros adultos mayores. La primera pregunta: ¿Qué estás haciendo tú por quien en su momento te ofreció cariño, atención y protección?.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.