¿Que si es mito o realidad que ciertos alimentos son adecuados para mantener una buena salud visual?

Es totalmente real, indicó de manera contundente el doctor Feliz Ruiz, oftalmólogo del Hospital de Especialidades Pediátricas “Omar Torrijos Herrera” (HEPOTH) de la Caja de Seguro Social (CSS).

Son alimentos que contiene propiedades reconocidas para dar vitalidad a las células de la retina, por los contenidos de antioxidantes y de vitaminas que ayudan a mejorar la visión nocturna, protegen de las radiaciones ultravioletas, y hasta contribuyen a evitar problemas como las cataratas, que se originan en la retina o el cristalino.

Por ejemplo, el complejo vitamínico compuesto por las vitaminas C, D y la E dan un soporte nutricional a las células visuales, se refiere a lo que es la retina, pero también las particularidades de la película lagrimal que van a permitir un funcionamiento y un estado saludable aun en el desarrollo anatómico para que sea más saludable.

Desde luego que se habrá escuchado decir que la zanahoria sirve para la vista; pues bien, es la que ayuda para la visión nocturna como ya se mencionó -dijo Ruíz-, reduce el riesgo de tener catarata y ayuda a que la retina funcione de manera correcta.

Los huevos aportan contenido de zinc, omega 3 y luteína (es uno de los dos principales carotenoides que se encuentran como un pigmento de color en el ojo humano, en la mácula y la retina). Se piensa que actúa como un filtro de luz, protegiendo los tejidos de los ojos, de ser dañados por la luz solar.

Por el gran aporte de vitamina C, están los cítricos, que son capaces de producir colágeno alrededor de los ojos, reduce el riesgo de tener catarata, previene el deterioro muscular y con esta vitamina se absorbe mejor el resto de los nutrientes vitamínicos.

En cuanto a los vegetales,estos pueden prevenir el deterioro macular o el síndrome del ojo seco.

Los frutos secos contienen vitamina B y E, estas contribuyen a evitar el daño celular para prevenir problemas en la mácula (es una de las zonas que adquieren una mayor relevancia dentro del globo ocular y permite tener la visión de los detalles y el movimiento) o cataratas.

Otra fuente inagotable de omega 3 es el pescado, que sirve para mantener una visión más clara.

Imposible dejar de mencionar los lácteos, los cuales contiene alto contenido de vitamina A, para mantener la salud ocular, y mantener en buen estado la conjuntiva.

En fin -declaró Ruiz- comer zanahoria, espinaca, huevos, salmón, leche y sus derivados,están establecidos como alimentos muy favorables para el buen funcionamiento del órgano visual.

Como todo, “es mantener un equilibrio en los alimentos que se requieren, también en las actividades físicas, y eliminar las cargas de estrés, esto permitirá que el organismo lleve patrones saludables, y en definitiva mantener una estrategia de promoción y prevención en salud, y de forma positiva llevar estos consejos a una política de salud pública”, concluyó el doctor Ruíz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.