Los accidentes en los niños son muy frecuentes, surgen de forma inesperada, suceden sin tención y pueden o no ocasionar lesiones físicas, hasta causar muertes en niños de nuestro país.

Un informe de Registros Médicos y Estadísticas de Salud de la Policlínica “Dr. Santiago Barraza”, en La Chorrera, indica que, en el 2020  y en lo que va del 2021, se ha atendido en el servicio de Urgencias de esta unidad ejecutora a 12 256 infantes por situaciones fortuitas.

La Dra. Mabel Cedeño, pediatra de está instalación de salud, detalló que los accidentes más frecuentes son los que se producen en casa, como lo son las caídas, heridas, intoxicaciones, quemaduras y atragantamientos.

“La clave para prevenir accidentes en infantes siempre será la prevención y la educación, para actuar de forma eficaz y evitar defunciones”, agregó Cedeño.

Algunas recomendaciones en estos casos:

En las caídas

  • No debe levantarlo de inmediato. 
  • Evaluar el área, para comprobar que no hay fracturas.
  • Si la contusión afecta la cabeza, comprobar si presenta mareos, desorientación o pérdida de conocimiento. 
  • Si afecta una extremidad, elevar el miembro afectado. 
  • Retirar cualquier objeto que pueda comprimir (anillos, calcetines, etc.).
  • Aplicar frío en la contusión, con hielo envuelto en una gasa o tolla para disminuir el dolor y la hinchazón, no aplicar el hielo directo a la piel.  

En heridas

  • Limpiar la herida con agua y jabón.  
  • Secar la herida con compresas o gasas con toque pequeños. 
  • No utilizar algodón o pomadas. 
  • Si la herida sangra, mantenerla presionada.  

En intoxicación  

  • Mantener la calma e intente averiguar qué cantidad ha ingerido el niño, si puede, llevar el envase al especialista. 
  • En ningún caso debe provocarle el vómito ni darle nada de comer ni de beber, y acudir a los servicios de urgencias.  
  • Estar pendiente de algún cambio en apariencia, respiración, aspecto de la piel u otros. 

Quemaduras 

  • Apagar las llamas, cubriendo con una manta o que ruede por el suelo. 
  • Quitarle anillos, relojes, pulseras u otros. 
  • Aplicar agua fresca durante 10 o 20 minutos. 
  • Si solo observa la piel roja, aplicar crema hidratante. 
  • Si se le forma una ampolla, no despegue la ropa de la piel. 

Atragantamiento

  • Si el niño está tosiendo fuertemente y puede respirar, no interfiera, espere y que siga tosiendo.
  • Si el niño es menor de 1 año, coloque al bebé estirado sobre su antebrazo, con la cara hacia abajo y la cabeza más baja  que el tronco.
  • Apoye la cabeza y los hombros del bebe en su mano o sujete la cabeza fraccionando la mandíbula.
  • Con la otra mano libre, efectúe una serie de cuatro o cinco palmadas fuertes en la espalda.
  • Si no ha resultado eficaz, de la vuelta al bebé y sujételo cara arriba, procurar  que la cabeza quede más abaja que el tronco mirando hacia un lado.
  • Coloque dos dedos sobre el esternón y efectúe cuatro a cincos compresiones, examine si el niño tiene algo en la boca y retírelo si lo ve.
  • Si es un niño mayor de 1 año y está consciente, de pie o sentado, se debe colocar detrás del niño, rodeando el tórax por debajo de los brazos, colocar un puño justo debajo del esternón y realizar cinco compresiones fuertes hacia arriba y atrás (maniobra de Heimlich).
  • Si el niño no responde, llame al 911 (servicio de emergencias) e identificar que el niño esta inconsciente por atragantamiento.

A pesar de que los accidentes son fortuitos, estas recomendaciones son medidas que se pueden aplicar en caso de que ocurran y que el infante pueda recibir atención médica oportuna y adecuada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.