A partir de los 40 años, las personas pueden experimentar cambios en su visión, lo cual se conoce como presbicia, esto sucede debido a muchas causas, entre ellas, el desgaste de la retina ocasionado por los años, traduciéndose en fatiga y mayor sensibilidad a la luz; es decir, que se produce dificultad para enfocar y definir objetos cercanos, explicó la doctora Kerya Hernández, oftalmóloga de la Policlínica “Manuel María Valdés”, ubicada en San Miguelito.

De igual forma, lo que se conoce como cristalino se endurece, que es el lente normal dentro del ojo,  se podrá corregir un poco al inicio, obteniendo mejor iluminación.

En la Policlínica “Manuel María Valdés”, anualmente se registra un promedio de 2 600 pacientes diagnosticados con presbicia.

Los pacientes que acuden por problemas de presbicia deben ser evaluados con una lámpara de hendidura, la cual permite examinar, de forma amplificada, la estructura del ojo y sus diferentes componentes.

Esta evaluación de fondo del ojo permite valorar el funcionamiento del nervio óptico y la mácula del centro de la visión. Adicionalmente, se toma la presión intraocular con el tonómetro de aplanación.

Si las evaluaciones anteriores salen dentro de los rangos, al paciente se le entrega una referencia para refracción con optometría.

Recomendaciones

Algunas recomendaciones para mejorar la visión a partir de los 40:

  • Programar cada dos años visitas al oftalmólogo.
  • De ser necesario, visitar al optómetra, para obtener lentes graduados que permitan mejorar la visión de cerca, con el paso del tiempo los lentes serán bifocales o progresivos, para permitir una transición visual en el enfoque de objetos cercanos o lejanos.

Repercusiones del uso de lentes no medicados

La especialista señala que el uso de lentes no medicados o con una graduación incorrecta puede afectar la calidad visual, y eventualmente la calidad de vida del paciente, el uso no recomendado de lentes puede ocasionar cansancio visual por mala graduación, excesiva o insuficiente, lo que puede causar irregularidades en el desarrollo de sus tareas o labores cotidianas.

Además, podrían padecer de dolores de cabeza, mareos, ojos enrojecidos o prurito, que es la constante picazón en los ojos.

Por ello, se recomienda el uso adecuado de lentes, con la debida graduación, que permita corregir los problemas de visión, como lo es la presbicia.

¿Las personas con menos de cuarenta años pueden padecer de presbicia ?

No, las personas menores de 40 años pueden desarrollar otros padecimientos, como los de refracción ocular, entre los que se encuentran: emetropía, miopía, hipermetropía y astigmatismo.

Otras enfermedades visuales  a partir de los 40 años de edad

  • Glaucoma
  • Cataratas
  • Retinopatías
  • Enfermedades de la cornea
  • Ojo seco
  • Degeneración ocular
  • Cáncer

La salud ocular es tan importante como el resto de los controles de salud, por ello, el servicio de Oftalmología de la Policlínica “Manuel María Valdés”, en San Miguelito, recomienda a los pacientes estar pendiente de esto, la detección temprana de enfermedades oculares permitirán al especialista tratarlas oportunamente, puntualizó la doctora Hernández.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.